El embarazo es una etapa muy especial para la mujer en la que se debe de tener un especial cuidado con la salud y alimentación. La dieta de una mujer embarazada ha de ser sana y rica en nutrientes para ayudar al desarrollo del bebé. No siempre la alimentación es suficiente, por lo que los ginecólogos suelen recetar suplementos para asegurar que el aporte de vitaminas y minerales es el adecuado. Algunos de ellos incluso se recomienda tomarlos cuando se está planificando el embarazo.

  • Las vitaminas y minerales desempeñan una función muy importante para el desarrollo de todas las funciones vitales y las del bebé. Durante el embarazo, se necesita una cantidad superior a la habitual de hierro, yodo y ácido fólico. Otros nutrientes importantes son: el calcio, el zinc y las vitaminas A, C y D.
  • El Ácido Fólico (también conocido como folato) puede ayudar a prevenir los llamados defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal; Se recomienda tomarlo desde antes del embarazo debido a sus efectos en la prevención de la espina bífida en el bebé.
  • Es difícil conseguir las cantidades recomendadas de ácido fólico a través de la dieta, por lo que se recomienda que toda mujer embarazada o que quiera quedarse embarazada tome suplementos vitamínicos diariamente que contengan la cantidad recomendada de ácido fólico.
  • La Vitamina B12 se encuentra dentro del grupo de vitaminas y minerales básicos para la embarazada está la vitamina B12 ya que ayuda a formar los glóbulos rojos de la sangre y al correcto funcionamiento del sistema nervioso central.
  • La Vitamina D trabaja junto al calcio es fundamental para el desarrollo óseo del bebé. La luz solar es una fuente esencial de esta vitamina. Además, es esencial para asegurar que tenga una piel sana y una buena capacidad visual.
  • La Vitamina C es necesaria para el crecimiento y reparación del cuerpo. Además actúa como antioxidante.

Minerales básicos para el embarazo saludable.

  • El cuerpo utiliza el hierro para producir una sustancia que permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno a todos tus órganos y tejidos y los del bebé. Si el consumo de hierro no es suficiente, se puede desarrollar anemia. Es por este motivo que los médicos suelen recetar suplementos antes, durante y después del embarazo.
  • El Zinc ayuda al desarrollo y crecimiento del bebé, funciona como un antioxidante natural.
  • El consumo de Yodo es fundamental para la correcta fabricación de las hormonas por parte de la glándula tiroides, que a su vez son imprescindibles para el desarrollo del sistema nervioso y el crecimiento embrionario.
  • El Calcio es necesario para el crecimiento y sano desarrollo de los huesos y dientes del bebé junto con el fósforo y la vitamina D; para la coagulación de la sangre, para las transmisiones nerviosas, principalmente.

Artículos Recomendados