El tránsito intestinal no es igual para todas las personas. La frecuencia que se considera “normal” oscila entre las tres deposiciones al día y una única deposición cada tres días. Se habla de estreñimiento cuando se pasa más tiempo sin ir al baño, cuando las deposiciones son dolorosas o conllevan cierta dificultad. En la actualidad, casi dos de cada diez personas padecen estreñimiento.

A lo largo de los últimos años se han ido estudiando diferentes tratamientos para mejorar este síntoma tan molesto y peligroso si perdura en el tiempo. Los principales y más utilizados por su rápida acción son los laxantes, pero su uso de forma continua no ayuda al organismo a funcionar por sí solo.

Se ha visto que administrando una cantidad concreta de probióticos resulta efectivo para el tratamiento del estreñimiento, pues aumenta la frecuencia de defecación por semana, la consistencia de las heces y disminuye el número de episodios de dolor abdominal. En niños se ha demostrado que la combinación de los probióticos genera una reducción significativa en los síntomas del estreñimiento, especialmente con relación al dolor abdominal y a la consistencia de heces.

En adultos el consumo de probióticos ha demostrado un significativo aumento en la frecuencia de las evacuaciones.

La mezcla de probióticos se considera una alternativa en el tratamiento del estreñimiento

Artículos Recomendados