La fibra se localiza en las paredes de las células de origen vegetal (legumbres, cereales, frutas y verduras) y contiene polisacáridos y lignina lo que la hace altamente resistente a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas, es decir, engloba a todas aquellas sustancias vegetales que nuestro aparato digestivo no puede digerir, y por tanto absorber y metabolizar para la obtención de energía.

  1. La fibra por sí sola no es un nutriente, sin embargo, es vital por sus beneficios y no sólo para evitar el estreñimiento.
  2. La fibra soluble tiene como principal beneficio equilibrar el nivel de colesterol, prevenir el cáncer de colón, disminuir niveles elevados de glucosa en sangre y también ayudar a regular el tránsito intestinal.
    Lo aconsejable es ingerir unos 30 gramos de fibra diariamente y por su puesto suficiente agua.
  3. La fibra brinda muchos beneficios en el organismo que son inmediatos, además puede ayudar en evitar el sobrepeso, mejorar la salud cardiovascular y la salud en general.
  4. Ayuda a eliminar los desechos.
    Estimula los movimientos peristálticos, lo que aumenta el volumen de las heces, con lo cual la evacuación diaria se ve beneficiada.
  5. Absorbe la glucosa, lo cual es importante en personas diabéticas ya que actúa como un retardador en la absorción de glucosa evitando los picos en la elevación de glucemia.
  6. La fibra encapsula la grasa y éste hecho regula el colesterol puesto que no se absorbe.
  7. Los alimentos que contienen fibra tienen poco aporte calórico y son ricos en agua, por lo que se pueden consumir en grandes cantidades.
  8. También ayuda a prevenir diversas enfermedades como la diverticulosis.
  9. Aquellos que consumen mayor número de alimentos ricos en fibra tienen menor posibilidad de padecer cáncer de colon.

Evita el exceso en consumo de fibra, aliméntate sanamente y sobretodo consulta a tu médico.

Artículos Recomendados