Dentro de los consejos que se dan para tener una alimentación saludable surge la frase tantas veces dicha por las mismas abuelitas, “Desayuna como Rey, come como Príncipe y cena como mendigo”, con esto se refiere a que es importante desayunar abundantemente, la comida debe de ser menos fuerte y la cena muy ligera, pero ¿qué tan real es que el desayuno sea uno de los alimentos más importantes para nuestro cuerpo?

El desayuno es la primera comida que se consume en el día. El nombre deriva del hecho de que uno no come mientras duerme, por lo que al levantarse por la mañana se encuentra en ayunas, rompiéndose ese ayuno al tomar esta comida.

Cuando al dormir pasamos mucho tiempo (entre 8 y 10 horas) sin consumir alimentos, es el momento que el cuerpo aprovecha para regenerarse y por ende también consume energía, este necesita reactivarse a través de la glucosa que es el combustible que necesita para realizar las actividades, cuando no le aportamos a nuestro cuerpo los alimentos que puedan servir de combustible, es normal que nos sintamos irritables y agotados., el cuerpo como medio de defensa, nos impulsa a darnos un atracón y en lugar de quemar calorías con la actividad, decide acumularlas como reserva en forma de tejido adiposo, es decir grasa.

  • Estudios realizados por The National Weight Control Registry (Registro Nacional de Control de Peso) demuestran que las personas que no realizan este alimento en el día sufren alteraciones en su estado de ánimo, memoria y niveles de energía, así mismo confirma que el 80% de los pacientes que tuvo éxito con dietas para bajar de peso tomaban desayuno por las mañanas.
  • Estudios de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos, encontró que consumir un desayuno nutritivo, especialmente rico en proteínas, aumenta la saciedad y reduce el hambre a lo largo del día.

Recommended Posts