El estrés influye en nuestra salud y bienestar alterando el funcionamiento del aparato digestivo, altera el eje cerebro-intestino dando lugar al desarrollo de diferentes enfermedades gastrointestinales, entre las que se incluyen:

  • Reflujo
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Irritabilidad de colón
  • Inflamación
  • Dolor de estómago, entre muchas otras.

Esto es debido a las comunicaciones bidireccionales existentes entre el tracto gastrointestinal y el cerebro.

Causados por cambios repentinos en los patrones de consumo de alimentos, la exposición a contaminantes ambientales, ritmo de vida acelerado, desgaste en la vida laboral/escolar, viajes extensos y cambios inesperados en el clima.

Tomar probióticos ayuda a prever la aparición de estas enfermedades o la disminución de los síntomas que se presentan.

Recommended Posts