Las vitaminas y minerales son parte de los nutrientes esenciales y se denominan micronutrientes porque los necesitamos en pequeñas cantidades (miligramos o microgramos), pero son indispensables para el buen funcionamiento del organismo  ya que participan en  la reparación de tejidos, el crecimiento y en la defensa de las enfermedades. Existen vitaminas que se disuelvan en agua (hidrosolubles) y las que lo hacen en grasa (liposolubles).

Por otro lado, los minerales son elementos químicos inorgánicos indispensables para el mantenimiento de la vida, el crecimiento y la reproducción.

Los requerimientos nutricionales para un adulto ayudan a mantener el peso corporal e impiden la pérdida de nutrientes, ya que la deficiencia de determinados nutrientes, que disminuyen la capacidad de realizar funciones específicas del organismo, que  a largo plazo, pueden poner en riesgo la calidad de vida. Por ello, lo deseable es que el aporte nutricional cubra más allá de las cantidades mínimas para alcanzar un óptimo estado físico, psíquico y social.

La edad adulta también se conoce como edad madura y es el estado de crecimiento y desarrollo completo  entre la adolescencia y la senectud.

En esta etapa las necesidades nutricionales de las personas son estables, ya que se ha detenido el crecimiento y es en ésta etapa cuando es necesario llevar una  alimentación adecuada para conservar la buena salud, lograr productividad en el trabajo y retardar o disminuir el deterioro.

Para estar preparado para la etapa del adulto mayor de forma plena, la alimentación debe ser correcta, equilibrada, suficiente, variada, inocua y completa, de tal manera que permita el mantenimiento del peso corporal o pueda adecuarse a los casos particulares en los que se requiera aumentar o disminuir el peso.

En la edad adulta hay que moderar el consumo de alimentos, para para evitar caer en el sobrepeso y obesidad y por consiguiente el padecimiento de enfermedades crónicas, tales como: presión alta (hipertensión), enfermedades cardiovasculares, diabetes y otras. Es importante tener en cuenta que tanto la deficiencia como el exceso del peso corporal perjudican la salud.

Las necesidades de vitaminas A, C, complejo B y de minerales como el calcio y potasio son igual de necesarias para ambos sexos. Cubrir las necesidades de calcio en esta edad también es importante ya que es necesario para la coagulación de la sangre, desarrollo de los impulsos nerviosos, los latidos del corazón, las contracciones musculares y para el mantenimiento de huesos y dientes sanos y fuertes.

Algunas sugerencias: 

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras
  • Mantener un Peso de Acuerdo a la Talla o Estatura
  • Comer Alimentos Variados ricos en fibra
  • Comer Grasa en Cantidad Moderada
  • Evitar el Exceso de azúcar y sal
  • Mantener un consumo adecuado de calcio
  • Prefiera consumir más pescado con relación a carne de aves y carnes rojas
  • Beber líquidos abundantemente

Artículos Recomendados